Esto de menstruar me lo tomo muy enserio…

Pues que les cuento, que me ausente algunos días porque estaba en mi fase pre-menstrual y  “Esto de menstruar me lo tomo muy enserio” y necesitaba mis días para mi, para descansar y para repensar-me, repensar todo, cuestionar-me, el que quiero y el que no…. soltar lo que ya no me sirve y permitirme renacer en nuevas ideas y proyectos…

Fantaseartrenza5 nos quita vitalidad energía, pero soñar, soñar nos permite crear y transformar, nos permite pasar del plano mental al plano físico, a lo tangible, a materializar lo que soñamos…pues como dijo Antonio Porchia “El sueño que no se alimenta de sueño, desaparace”..

Y yo tengo un sueño…

La fase pre-menstrual es una fase mágica, en los arquetipos femeninos representa a la hechicera,  a la mujer con alta intuición y sensibilidad, a la mujer que pone límites, por eso cuando estamos premenstruales notamos cosas, vemos cosas, que en otra fase del ciclo no, y muchas veces esas “cosas” estan en nosotras y están en el exterior… las cosas que nos molestan y nos enojan es momento para verlas de frente y decidir que hacer con ello… les comparto este texto de una de mis maestras que sin ella saberlo, con sus escritos y sabiduría ha transformado mi vida…

“No le temas a la mujer premenstrual que eres: ¡Es poderosa, Altamente creativa e imponente. No le temas a su locura, ella nos da la fuerza para poner limites, decir ¡basta!, hacer los cambios que son necesarios en nuestra vida y que hemos ido aplazando.
Ella pone un espejo frente a ti y te obliga a mirarte profundamente a enfrentarte a ti misma. Ella se olvida de las reglas sociales, te conecta con tu naturaleza salvaje femenina, pisotea al patriarcado, y aunque su manera de presentarse en tu vida es desafiante, solo quiere lo mejor para ti. Cuando la escuchas y haces cambios en tu vida… la mujer premenstrual que eres se vuelve una maravillosa compañía.
Todas sabemos, cuánto es criticada la mujer premenstrual, pero si lo pensamos bien, podemos entender que esa crítica viene desde el miedo ante semejante poder; ante una mujer con la furia necesaria para crear el mundo que quiere crear. Nuestra fase premenstrual nos permite cambiar el mundo! Elena Sofía Zambrano, Jardín en la Luna.

Entonces como estaba pre-menstrual, ella, mi otra yo, la indomable, la aguerrida, la que dice no y quiere ser escuchada, se manifesto, y puso limite a una relación que aclaro no es de pareja pero si sanguínea y agradecida cerró un ciclo que no beneficiaba a ninguna de las partes involucradas y así amorosamente cerramos el ciclo para iniciar otro más empático y amoroso.

A veces es dificil conciliar con las hermanas y hermanos porque somos tan distintos y a la vez compartimos tanto que podemos perdernos si no ponemos límites.

Agradezco a mis hermanas y hermanos por ser y estar aquí y ahora y a mi mujer pre-menstrual que como dice Elena Sofía busca lo mejor para mí y dice no, y no solo dice no, hace que esa voz se escuhe…

Hoy fluyo con mis aguas rojas, con mi sangre lunar, por que “esto de menstruar me lo tomo muy enserio” y suelto esas “cosas”, emociones, sensaciones, maneras de ser, ideas, prejuicios que tengo sobre mí y los otros para comenzar-me de nuevo, en otra mujer que tiene ganas de soñar, de crear el mundo en el que quiere vivir.

 

Día 1 del ciclo menstrual

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.