El Arte del Automaternaje

Estamos tan desconectadas de nuestro cuerpo por que así nos lo enseñaron, que solo el dolor físico nos conecta con él, cuando estamos enfermas y nos duele el cuerpo, es cuando elegimos verlo, mirarlo y hacer algo para recobrar el bienestar.
Pero ¿qué pasa si el dolor es en alma? Que haces cuando te duele el alma.
Cuando pienso en el estado emocional, me gusta compararlo con una piedra en el zapato, ¿alguna vez se te ha metido una piedrita en el zapato? ¿te molesta? ¿que es lo que haces?… por ejemplo yo de manera inmediata me quito el zapato y lo sacudo súper bien para que la piedrita salga, pues me lastima y me incomoda. ¿Cuántas veces traes piedras en tu corazón y en tu alma? que son dolorosas y muy incómodas, ¿porqué permitimos que estén ahí durante un año o diez años o toda la vida?, ¿porqué no la sacamos?, ¿porqué dejamos que destruya nuestros sueños, nuestra paz, nuestra capacidad innata para amar?.
Incluso cuando sentimos tristeza o dolor o sufrimos por estar en una relación negativa (amistad, familiar o de pareja) nos empeñamos en permanecer en ella en «nombre del amor» …

free_people-10

«Por que el amor debe valer la pena»
La pena según la RAE (Real Academia de la Lengua Española) es el sentimiento de tristeza provocado por una situación adversa ej. tengo una pena muy honda y grande.
Entonces el amor debe valer la tristeza y el dolor. Porque el amor duele. El «amor romántico» nos ha hecho tanto daño a hombres y mujeres que andamos como ciegos incompletos, buscando «la otra mitad», tomando responsabilidades que no nos tocan por ejemplo: «hacer feliz a otra persona», ó «satisfacer las necesidades y deseos de otra persona» .

Tenemos un concepto muy pobre del amor, que se basa en amar más a los demás que a nosotras mismas. Si recordamos uno de los diez mandamientos judeocristianos consistía en “amar al prójimo como a nosotras mismas”, PERO el mundo se ha empeñado en decirnos que para amar a los otros debemos renunciar a nosotras mismas.

Y la maternidad ha sido el condicionamiento perfecto para enseñarlo, se resaltan tanto nuestras cualidades maternales que aprendemos de manera inconsciente a ser una especie de madre para los otros, por ejemplo: terminas cuidando a tu amiga, a tu amigo, a tus propios padres, a tus hermanas o hermanos, a tu pareja y por supuesto a los hijos, y no hay nada de malo en cuidar a los demás, lo que si está mal es desde el lugar de donde los cuidamos.

La maternidad en nuestra cultura se ejerce desde dos lugares el primero «el lugar del sacrificio», donde las mujeres renuncian a su identidad primaria que es ser mujer (naces primero mujer luego eliges ser todo lo demás: madre, esposa, profesionista, etc.) para asumir por completo el rol materno, ella deja de importar pues ahora los únicos que importan son los hijos y el esposo, ella y sus necesidades dejan de importar. El segundo lugar es «la maternidad romántica», esa color de rosa insufrible, mágica, llena de expectativas hermosas, sueños dorados y crianza perfecta, dónde no hay cabida para la tristeza y depresión postparto, donde no hay lugar para el fracaso, el error, donde se yergue como faro implacable el juicio interno y el externo del entorno maternal, en el interior toda mujer que decide ejercer la maternidad sueña con ser «la mejor mamá», superar los vacíos de su propia crianza y claro hacerlo mejor que el resto, porque es lo que hemos aprendido.grito
La familia recién nacida requiere la atención de la cuidadora, de la madre y no hay tiempo para atender a la propia cuidadora no hay tiempo de asumir un cuidado personal ni un cuidado del entorno.
Como Doula post-parto he acompañado a muchas mujeres, con tristeza y depresión postparto, donde es difícil expresar lo mal que se sienten ante el panorama de la maternidad y el cambio total de sus vidas, temen expresarlo y gritarlo al mundo, porque temen los juicios que se vienen sobre ellas: «eres mala madre», «madre desnaturalizada», «egoísta», «algo está mal contigo»… juicios que parecen infinitos y que vienen de sí mismas y de su entorno.

Hoy en día estamos revolucionando el concepto del «amor», de «amor propio» y por su puesto reivindicando a la MATERNIDAD, pues mostrar lo que realmente implica ser madre genera menos estrés en las mujeres lo que favorece su propio bienestar.
Desmitificar el rol materno desde el sacrificio y el romanticismo evidencia que detrás de cada madre está muy por encima de sus otras identidades la de ser mujer, y con ella necesidades implícitas de placer, amor, nutrición sensorial y acompañamiento.
Una mujer que materna y contiene a su yo mujer, que la nutre con lo que oye, lo que ve, lo que piensa, lo que habla, lo que siente, como elige reaccionar de acuerdo a lo que siente, que la ejercita por que la ama y no porque la odia, que la nutre con comida saludable, deliciosa y nutritiva sin duda es una mujer plena que se hacer cargo de si misma y que puede contener y cuidar de los otros.
El automaternaje consiste en cuidar de ti como lo haces con los otros, el automaternaje consiste en brindarte cuidados, en ser atenta y considerada contigo, en amarte y protegerte de lo que te hace daño sea una situación o una persona en particular.
La madre mamífera es la que protege a su cría con uñas, dientes y cuerpo entero, maternarte es HACERTE CARGO DE TI MISMA y es un proceso que duele y empodera al mismo tiempo.

madre hijaç

Decimos que automaternarnos duele porque consiste en hacernos cargo de nosotras física y emocionalmente, aprendemos que las mujeres necesitamos ser rescatadas por el «príncipe azul de los cuentos», esperando que sea otro quien venza al dragón de nuestros miedos y conquiste nuestras propias fronteras y se proclame «salvador y dueño».
Automaternarnos consiste en ver sin velos, tomar buenas decisiones respecto a nuestra salud emocional y física, es hacernos cargo de nuestras propias heridas, de nuestro pasado y de las consecuencias de nuestras decisiones buenas y malas.
Automaternarnos es ver nuestras experiencias doloras para reconocer que pasaron y que duelen, perdonarnos a nosotras mismas por automaltratarnos, por permitir cualquier abuso o mal trato de los otros y perdonar a quienes nos hicieron algún daño, soltar y bendecir, suena difícil y realmente lo es, pero es la única manera de llevar luz a las heridas, la palabra tiene un poder impresionante por eso en muchas religiones y caminos espirituales se utiliza la oración o repetición de palabras o frases, por ejemplo, elevar rezos, realizar oraciones o repetir mantras, todo esto hace que nuestro inconsciente lo asimile y crea que lo que dice es verdad, por eso decretar perdón en voz audible para nosotras, permite que nuestro oído escuche, nuestro cerebro lo asimile y nuestro corazón lo acepte y lo crea, crea que en verdad perdona.

El perdón no es para aquel que nos ofende, esa persona quizá ni siquiera esté interesada en pedirnos perdón, pero el perdón es para nosotras, para iniciar el proceso de sanidad integral (mente cuerpo, espíritu y alma), para sanar las heridas del alma y empezar a ver cambios a nivel mental, emocional y fisiológico.

El perdón como el amor es una decisión, tu eliges amar y de igual modo eliges perdonar, el perdón es darle la espalda al pasado y no volver atrás, es decir, cuando perdonas eliges dejar atrás lo que paso y no volver a ese lugar que te causo mucho dolor, quizá amargura y en algunos casos hasta rencor.

Hacernos cargo de las heridas que llevamos es nuestra propia responsabilidad, es vital dejar de culpar o justificar nuestros comportamientos erróneos por lo dura que ha sido nuestra vida o todo lo malo que hemos vivido, eso no va a cambiar, lo que si podemos hacer es decidir que vamos a hacer con todo lo que nos pasó, que haremos con el dolor, el enojo y la frustración o miedo que tenemos y por supuesto que no tienes que hacerlo sola, pues existen especialistas, redes de apoyo y personas dispuestas y capaces para poder acompañarte en tu propio proceso.

El Automaternaje Es también tejer la cicatríz

Nuestro cuerpo está atravesado por la historia, la cultura, la política, la economía y la educación, nuestro cuerpo lleva historias de dolor arraigadas en nuestra memoria celular, reflejadas en nuestras relaciones con nosotras mismas y con los otros. Nuestro cuerpo lleva heridas con las que ha llegado al mundo, y mientras crecemos recibe muchas más, algunas veces, esas heridas no encuentran sanidad y nos transformamos en un pozo lleno de amargura, de enojo, de frustración, de tristeza y de miedos. Y sin darnos cuenta andamos por el mundo cargando las heridas y queriendo construir una relación por ejemplo: con nosotras mismas, familiar, de pareja, una amistad, una crianza, DESDE LA HERIDA sangrante, supurante y muchas veces putrefacta y obviamente fracasamos en el intento, y después nos preguntamos ¿Qué hice mal?

Lo que hemos hecho mal es ignorar las heridas cuando lo que hay que hacer es abrazarlas como si fueran nuestras pequeñas crías que necesitan ser vistas, cuidadas, atendidas para finalmente ser sanadas.
Necesitamos tejer la cicatriz.

LA OSCURIDAD NO SE COMBATE, SE ILUMINA

bengalacorazon

 

Las 6 Prácticas para tejer la cicatríz*….

1) La práctica de vivir de manera consciente significa estar conectados con nuestros actos, nuestras motivaciones, valores y propósitos y comportarnos de manera razonable. La acción debe ser adecuada a la consciencia. El vivir conscientemente es vivir siendo responsable hacia la realidad, preocuparme, sobre todo, de distinguir los hechos en sí de las interpretaciones que hagamos sobre los hechos o de las emociones que nos generen. Otro aspecto importante es interesarnos en saber dónde estamos en relación con nuestros proyectos de vida, si los estamos logrando o estamos fracasando. Estar dispuesto a ver y corregir nuestros errores. Ser receptivo a los conocimientos nuevos y estar dispuesto a reexaminar nuestras creencias. Perseverar en el intento de comprender pese a las dificultades. Comprometernos con la vida como si se tratara de un camino de superación y aprendizaje.

La Humildad es la maestra de la consciencia, pues sin ella es fácil caer en la arrongacia y falsos egos, en donde creemos o sentimos «que no somos malas personas» al contrario somos excelentes seres humanos, los que hacen mal las cosas o cometen errores, o lastiman a quienes aman SON LOS OTROS, NO NOSOTRAS.

2) La práctica de la aceptación de sí mismo: La aceptación de sí misma conlleva la idea de compasión, de ser amiga de mí mismo. Branden lo explica así: “Supongamos que he hecho algo que lamento, o de lo cual estoy avergonzada y por lo cual me reprocho. La aceptación de sí misma no niega la realidad, no afirma que sea en realidad correcto lo que está mal, sino que indaga el contexto en el que se llevó a cabo una acción. Quiere comprender el porqué. Quiere conocer por qué algo que está mal o es inadecuado se consideró deseable o adecuado o incluso necesario en su momento.”

Nota personal: Cuando me embarace de mi primer hijo, acababa de terminar la carrera, no fue planeado sin embargo decidí ser mamá y estar con el padre de mi hijo… sentí que me había cortado las alas y me culpe durante muchos años por haber sido mamá joven y estar en una relación en la que no era feliz, le reproché muchas cosas a mi yo de 22 años y la culpaba por los «fracasada que me sentía». Ahora la miro con ternura, he aprendido a abrazar y contener a mi joven de 22 años, a entender sus motivaciones y miedos, sus prejuicios y luchas, ya no la juzgo, antes he aprendido a verla con mucha ternura y agradecerle lo que hizo por mi con las herramientas, las heridas y las carencias que ella tenía, sin dudarlo saco la casta y supo cuidarnos desde sus limitaciones y es algo que he aprendido a honrar y agradecer, ya no me culpo ni me juzgo, me he perdonado.

3) La práctica de la Responsabilidad de sí misma: Es asumir que tu eres la artífice de tu propia vida, eres responsable de la consecución de tus propios deseos, de las elecciones que haces, de las consecuencias de tus actos y de los comportamientos que asumes frente a las demás personas, responsable de tu propia conducta, de como administras el tiempo del que dispones, de tu felicidad personal, de aceptar o elegir los valores según los cuales vives.
Jamás podrás cambiar tu pasado, lo que si puedes elegir es si ese pasado te determina o hacia que lugar canalizarás las experiencias dolorosas y negativas que te ocurrieron, ser responsable es elegir de manera consciente lo mejor para ti.

4) La práctica de la Autoafirmación: La autoafirmación significa respetar mis deseos, necesidades y valores y buscar su forma de expresión adecuada en la realidad. Significa la disposición a valerme por mí misma, a ser quien soy abiertamente, a tratarme con respeto en todas las relaciones humanas. Está relacionada con la autenticidad.

5) La práctica de vivir con propósito: Vivir con propósito es fijarse metas productivas en consonancia con nuestras capacidades. Fijarse metas concretas y actuar para conseguirlas. Para ello es necesario cultivar la autodisciplina, es decir la capacidad de organizar nuestra conducta en el tiempo al servicio de tareas concretas. Hay que prestar atención al resultado de nuestros actos para averiguar si nos conducen a donde queremos llegar.

6) La práctica de la Integridad personal: Tiene que haber una coherencia entre nuestros valores, nuestros ideales y la práctica de nuestro comportamiento. Nuestra conducta debe reconducir a nuestros valores. Significa cumplir con nuestros compromisos, con nuestra palabra y genera confianza en quienes nos conocen. Es el aspecto moral de la autoestima del que no se puede prescindir.

*Las prácticas de la Autoestima según Nathaniel Branden.

PASOS PARA TENER ÉXITO EN EL AUTOMATERNAJE

images

  • 1.- Cuidar lo que pensamos (no alimentar pensamientos negativos), no ser dura conmigo misma, antes ser responsable de lo que siento, pienso y hago.
  • 2.- Perdonarnos a nosotras mismas y a quienes nos han lastimado, sin duda lo más difícil pero vitalmente necesario, cuando perdonamos nos liberamos del dolor y de la amargura, comenzamos a sanar a nivel celular, mental y emocional.
  • 3.- Ubicar donde nos duele o nos molesta cuando sentimos una emoción, por ejemplo ¿dónde siento el enojo? En la mandíbula, en el estómago, en la garganta, en el hígado, en los intestinos, en el vientre? Y hacer conciencia desde dónde nace esa emoción, ¿qué me paso? ¿Desde cuándo la siento? ¿qué opciones tengo para salir de esta situación?
  • 4.- Comer alimentos NATURALES ricos en vitaminas y minerales, no consumir alimentos procesados, lácteos y azúcares refinados (no disruptores endocrinos ni transgénicos)
  • 5.- Hacer ejercicios de respiración e incluir la oración o elevar rezos lo que prefieras esto sirve para disminuir el estrés, para relajar el cuerpo, la mente, para promover la autoregulación del cuerpo y al mismo tiempo se fortalezca el sistema inmune.
  • 6.- Realizar Vahos vaginales por lo menos dos veces por mes para limpiar y tonificar la vagina y el útero.
  • 7.- Cuidar como me nutro: lo que como, lo que veo, lo que oigo y lo que pienso –> esenciales para fortalecer el amor propio.
  • 8.- Orar.
  • 9.- Bailar y mover el cuerpecito pues ama profundamente el movimiento, y la danza es terapéutica.
  • 10.- Protégete, cuidate y defiéndete con uñas y dientes como lo haría una madre.

Con Amor
Kane <3

 

Bibliografía:

‐LAGARDE, Marcela, 2000, Claves feministas para la mejora de la autoestima, Madrid: Horas y Horas, p. 95.
‐ROJAS, Enrique, 2007, ¿Quién eres?, Madrid: Ediciones Temas de Hoy S.A., ISBN: 978-84-8460-573-7, p. 333.
‐BRANDEN, Nathaniel, 1995, Los seis pilares de la autoestima, Barcelona: Paidós, ISBN: 978-84-493-0144-5, p. 32.

One Reply to “El Arte del Automaternaje”

  1. hola mujer, que genial es encontrar un espacio como este en la blogosfera.

    Como mujer siempre he visto esa necesidad de automaternaje en muchas mujeres en mi entorno, es lindo saber que alguien finalmente esta escribiendo esto ¡ al fin y al cabo antes que madre siempre esta tu esencia que es ser mujer.

    Me siento muy identificada con muchas de tus letras, hay algo que dices que lo apoyo totalmente y es que no prestamos atención a las señales de nuestro cuerpo sino cuando enfermamos y al igual requieren atención las señales del alma. No me canso de escribir sobre esto e inspirar a mas mujeres en mi blog uterotopía.

    Hecha un vistazo entra a uterotopiablog.com. Saludo fraterno. Daya.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.