Ser Mexicana….

El ser humano se construye, a partir del nacimiento construye día con día su identidad, el bebé observa su entorno, escucha, asimila e integra todos los estimulos sensoriales que percibe durante el día, aprende de su entorno y aprende de sí mismo. Cada día es vital y de suma importancia en la vida de un bebe, de una niña o niño pequeño, pues a raíz de sus propias experiencias e interacciones con el mundo y la cultural en la que vive el o ella forjará su propia identidad.

Muchas mujeres forjamos nuestra identidad a partir de que nos reconocemos como mujeres que viven en cuerpos biológicamente de mujeres, “SER MUJER” varía de cultura a cultura pero a nivel mundial, ser mujer duele, y duele mucho, y México no es la excepción, cada día ocho mujeres son asesinadas por ser mujeres, los feminicidios se han escondido e invisibilizado en asesinatos tipificados como “crímenes pasionales”, imposibilitando el acceso a la justicia de las mujeres asesinadas y sus familias.

Ser Mujer en México es sinónimo de “debilidad”, las mujeres crecemos aprendiendo que somos débiles “por naturaleza” y la debilidad no solo atraviesa nuestros cuerpos sino también nuestra inteligencia y nuestras emociones.

Pero Hoy te quiero hablar de la identidad MEXICANA que por supuesto atraviesa el cuerpo y la vida de las mujeres mexicanas.

La identidad MEXICANA es una construcción social que surgió después de la independencia, pero vámonos por partes, México tiene una historia de colonización, saqueo, explotación, legitimada a través de la violencia y las violaciones sexuales de las mujeres. Cuando ESPAÑA se propuso conquistar a México, lo hizó con el objetivo de obtener ríqueza, control y dominio (como si hubiera otra razón para conquistar  cualquier Nación), ¿cómo se puede someter a una nación? a través de la Guerra y la violencia sexual, la historia de las mujeres de mi nación está entretejida con heridas de violencia sexual y genocidio.

Los hechos ocurrieron entre el año 1517 y 1521, y a partir de ahí la historia de colonización forjo la identidad de mi País, como consecuencia de los abusos sexuales y violaciones se dió origen al sistema clasista y racista que separaba a los “puros” de raza blanca, españoles originarios de España y criollos (españoles) nacidos en la Nueva España (México) de los “impuros” como indígenas, mestizos, mulatos, negros, etc.

No fue sino hasta el de 15 de septiembre de 1810 que México se levanto en armas para ser libre del yugo español…pero ¿quiénes se levantarón en armas? fueron indígenas, mulatos, criollos y  mestizos, estos dos últimos fueron quienes liderearon el movimiento de independencia y ¿que sucedió después? Lograron ser libres.

A partir de esa libertad, los mestizos (los vencedores), tenían que crear una identidad que permitiera unificar a un país herido, violado y explotado, ¿Cómo hacerlo?…inventándola….

Las personas que quedaron después de la lucha de independencia eran personas llenas de esperanza pero también con una identidad rota, por ejemplo, los indígenas asumieron el rol del colonizado, del sometido y a pesar de su historia de grandeza, los siglos sumergidos en la colonización fueron suficientes para quebrar su autoestima más no su esperanza, pues hoy en día siguen resistiendo las injusticias pero en el camino se ha ido perdiendo mucho de su riqueza por ejemplo el idioma. Del mismo modo, los mestizos que quedaron carecían de identidad propia pues no eran ni españoles ni mexicanos, eran un hibrido carentes de algo propio, así que fueron ellos los que forjaron la identidad mexicana, le dieron voz al mestizaje a través de estereotipos y bases racistas, por ejemplo, asumían que al ser mestizos tenían en sí mismos lo mejor de ambas razas, por un lado de los indígenas tenían la fuerza, la resistencia, el valor y por el lado de los españoles tenían la inteligencia, el razonamiento, la creatividad, por lo que dichas características eran suficientes para sentirse superiores a los indígenas pero no eran suficientes para asumirse en igualdad humana a un extranjero, pues no eran una raza pura.

Cómo consecuencia el pueblo Mexicano ha caído en una especie de “gratitud hacia el colonizador” algo así como el síndrome de estocolmo, pues cuando vienen de visita a nuestro país los extranjeros blancos, o rubios de ojos azules, México los recibe con los brazos abiertos, como si en el fondo sintiera que les debe algo, pues según Albert Memmi “el colonizado siente que todo lo que es, se lo debe al colonizador”. A sí mismo, el pueblo mexicano manifiesta su desprecio a los habitantes de las comunidades indígenas, a los pueblos originarios de la Nación, utilizando palabras y adjetivos peyorativos para insultarlos y discriminarlos por ejemplo “prieto”, “indio”, “naco”, “bajado del cerro”, “las marías”, “las indias”, “pinche india”, “pinche negro”; pues en el fondo de su ser “se siente superior a ellos”. Y el racismo no para ahí, pues incluso a nuestros vecinos  extranjeros de países latinoamericanos, los han discriminado en aeropuertos mexicanos, hoteles y demás por no ser el tipo ideal del “turista deseado”.

mexico-racista-nacos-y-gueros
Imagen original de www.chilango.com

Te mencione anteriormente que la identidad mexicana atraviesa los cuerpos y las vidas de las Mujeres, pues compartimos una herencia de “violencia sexual”, de cuerpos sometidos y colonizados, pues las primeras personas mestizas que habitaron nuestro país son producto de las violaciones sexuales; decirle a alguien “Hijo de la chingada” o “Hija de la chingada”, “Chingada Madre” o “Chingas a tu Madre” son de los insultos más fuertes que pueden decirse en nuestro país, pues están cargados de violencia sexual, pues “La Chingada” era la palabra usada para hacer referencia a la violada y el hijo de la chingada no es otra cosa que el hijo o hija de la violada, por eso es tan duro escucharlo, inmediatamente mucha gente se enoja y reacciona con violencia si se les ofende de está manera, pues muchos ignoran el origen del insulto, pero todos sabemos consciente o incoscientemente que significa algo horrible.

Violencia-sexual-portada

Las Mujeres indígenas sufren en México una triple discriminación: por ser MUJER, por ser INDÍGENA y por ser POBRE, tiene menos posibilidades que el resto de las mexicanas de accesar justamente a la justicia, a la educación y a los servicios de salud.

63f1bc189fa9a8d41a97bca126cd4e2f

Ser Mexicana duele, porque en México no existe la igualdad social, ni entre hombres y mujeres, ni entre mujeres, pues no es lo mismo hablar de las oportunidades que tiene María jóven de 18 años, estudiante de la IBERO (universidad privada), hija de personas empresarias, que de María jóven de 18 años analfabeta radicada en una comunidad indígena de Guerrero dónde díficilmente terminará su educación primaria. Tampoco es la misma condena para mujeres que matan a sus agresores en defensa propia, que para los hombres feminicidas que asesinan a sus parejas en “crimenes pasionales”

Ser Mexicana es vivir en un País que ocupa el primer lugar de los países de la OCDE en Maltrato a menores de 14 años y en Maternidad Adolescente, que se considera el segundo País más peligroso a nivel mundial para ejercer el periodismo después de Siria y el País que alberga algunos de los Estados más peligrosos a nivel mundial e incluso prohibidos por otros Países a sus residentes como destinos turísticos.

Ser Mexicana es vivir en un país que criminaliza la lucha social, que castiga a las madres solteras pero para los padres que abandonan a sus hijas e hijos no existe ningún castigo, ningún rechazo, ni escarnio.

Ser Mexicana es vivir en un País que criminaliza a las mujeres y las castiga por querer vivir sin miedo, por querer sentirse seguras en sus propias colonias, vivir en un País que las utiliza como mercancía y ornatos en publicidad.

Cada año el 15 de septiembre se celebra la independencia de México, en lo personal me cuesta celebrarlo, porque creo que aún falta mucho para que de verdad seamos libres.

Sin embargo tengo la esperanza de que las mexicanas y los mexicanos abran los ojos y asuman su responsabilidad, para ser agentes de cambio y que juntas todas las personas mexicanas construyamos un País justo y equitativo para todas y todos.

Para cerrar este post… quiero compartirles algo que me enorgullece de mi País y es su gastronomía, esta es una de las comidas tipicas de México y además me encanta y me recuerda que lo personal es político y que desde casa, desde el espacio privado podemos empezar a tejer el cambio social que esperamos, que mejor que sentados en la mesa, en familia, compartiendo el alimento, dialogando, soñando, transformando y pensando en las acciones a implementar para construir este País herido, saqueado y violado, hasta el día de hoy por todas las personas que lo habitamos.

SOPA AZTECA
Ingredientes:
4 jitomates asados y pelados
5 chiles chipotles y 2 chiles pasilla secos
1 trozo mediano de cebolla
1 diente de ajo
1 pimienta
cominos (lo que agarres con tres dedos)
una pizca de hierbas de olor (tomillo, laurel y mejorana)
500 ml agua o caldo de pollo
Aceite de cocina
250 gr de Tortillas frías (de un dia anterior)
1 aguacate
Queso ranchero y crema.

Para remojar y desvenar los chiles:
Primero desvena los chiles secos y una vez desvenados reservalos en un plato de vidrio o cerámica, hierve agua y una vez lista apaga el fuego y viertela sobre los chiles y déjalos remojar por 10 minutos, cuando pase el tiempo retira el agua y reserva.

Para preparar la Salsa:
Asa los jitomates y una ves listos quitales la pielecita, mételos a la licuadora con los chiles (chipotle y pasilla), el ajo, la cebolla, la pimienta, los cominos y las hierbas de olor, añade el agua y licua hasta incorporar todo y obtener una mezcla homogenea, reserva.

Precalienta una cacerola a fuego medio con aceite de cocina de tu preferencia y cuando este caliente vierte la salsa, sazona con sal y deja hervir a fuego lento.

Corta las tortillas en tiras y frielas en aceite hasta que esten crujientes pero sin que se te quemen, una vez que tengas todas las tiras fritas, retirales el exceso de aceite con una servitoalla.

Sirve en un Plato:
Primero añade la salsa caliente y enseguida coloca un puñito (o menos) de tortillas fritas, puedes acompañarla con aguacate, queso y crema a tu gusto.

Sopa-de-Tortilla
Imagen original de http://gastronomadasmx.com/la-sopa-de-tortilla-y-su-historia/

Con mucha fe y esperanza en Dios y en la gente de mi nación les abrazo bien fuerte y anhelo de todo corazón que muy pronto cada una de las personas que habita mi País tenga felices fiestas patrias sin carencias, sin pobreza, sin injusticias, sin dolor, sin saqueos, sin violaciones ni asesinatos….son mis deseos para cada mexicana y mexicano…

#VivaMéxico #MéxicoMeDueles #MéxicoTeAmo

 

Bibliografía:
Memmi Albert, “Retrato del Colonizado”, Ed. Cuadernos para el diálogo, 1957.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.